Los ladrones ponen patas arriba el colegio de Lerma para robar ordenadores

E8B36FB3-D876-6418-6EBA9B5C31071203Foto: Miguel Angel de la Cruz

Los investigadores de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial se han puesto manos a la obra para tratar de dar con los ladrones que este fin de semana han puesto patas arriba el colegio público Pons Sorolla. No son muchos los datos que han trascendido del robo, pues el «cataclismo» que han provocado los cacos es de tal magnitud que hasta que no lleguen hoy todos los profesores no se podrá calcular todo lo que se han llevado. Lo que sí han desaparecido son numerosos ordenadores, aunque los responsables del centro educativo ignoran todavía cuántos, ya que hay alumnos que los llevan a casa durante el fin de semana para trabajar con ellos.


Ayer no había ninguna ventana rota en el centro y los responsables se preguntaban todavía por dónde podrían haber accedido los delincuentes. La directora y el jefe de estudios, así como la alcaldesa, acudieron ayer al Pons Sorolla para llevar a cabo una primera evaluación de los daños. Y es que todas las dependencias y todas las aulas fueron desordenadas, los armarios abiertos y vaciados. El panorama era dantesco. Hasta el punto de que los mayores esfuerzos se centraron ayer en proporcionar una imagen de cierta normalidad a las instalaciones, «para que los chavales mañana (por hoy) no se encuentren sus clases y el colegio patas arriba», señalaron a este periódico.

¿A por dinero?

Los ladrones que asaltaron el colegio iban a lo que iban. A por el material informático y aparatos electrónicos, que son de fácil venta en el mercado negro. También revolvieron los despachos de dirección, en busca de dinero, pero no ha trascendido si hallaron billetes y monedas en la caja de caudales.
Dotaciones del cuartel de Lerma y de la Policía Judicial acudieron ayer por la mañana al centro educativo para empezar trabajar en la identificación de los autores. Tomaron huellas en aquellos lugares en los que sospecharon que los ladrones pudieron posar sus manos.
Asimismo, los agentes revisarán las cámaras de seguridad de los negocios situados en las inmediaciones para descubrir al menos en qué vehículo se desplazaron hasta el colegio.

Etiquetas: lerma, colegio

Gente en la conversación

Comentarios (2)

  • Nicanor

    Esto es un atentado a los alumnos, profesores, padres, madres y en general a toda la sociedad.
    Violar el lugar donde nuestros hijos se educan es aberrante, espero que quien debe velar por su seguridad tome nota así, como las medidas necesarias para dar con los culpables.

  • daga

    Robar material de una escuela publica, una escuela que es de todos, es robar a todo un pueblo, espero que se encuentre a los responsables, y que la justicia haga justicia.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.