Arlanza prevé recoger este año en torno a 950.000 kilos de uvas

La vendimia llama a las puertas de la comarca del Arlanza. Los productores ya preparan los cestos y remolques porque se adelantará una semana respecto a lo que suele ser la fecha habitual de recolección en la zona,

que por su climatología, es de las última en las que se recoge la uva, un fruto que este año se prevé «excelente», según manifestó ayer la secretaria del Consejo Regulador, Elisa Fernández Barbadillo que, sin embargo, aclaró que se recogerán menos kilos que la pasada campa. Si aquélla fueron en torno a 1.060.000 kilos, esta vendimia se situará en torno a los 950.000 kilos.
La menor producción, apuntó, se debe a los efectos de la climatología; de hecho, las tormentas y los vientos de principios del verano limitaron el desarrollo de la uva. Por el contrario, el calor del verano han permitido una buena maduración de la uva y ha evitado enfermedades, por lo que es un fruto muy sano.
En cuanto a las expectativas de venta de los vinos del Arlanza, tanto en el mercado interior como exterior, son buenas, aunque al ser una denominación aún joven quedan mucho camino por delante, según manifestó el presidente del Consejo, Miguel Ángel Rojo.
Los datos en ese sentido se mantienen similares al pasado año, con un 80% de las ventas en el mercado nacional, y un 20% que se exporta a mercados de EEUU, China, Alemania, Suiza y Polonia, fundamentalmente.
A este respecto, la secretaria del Consejo Regulador aseguró que se ha notado un pequeño repunte en la reparto de contraetiquetas durante el primer semestre, por lo que es optimista de cara a lo que queda de año, de tal manera que se podrían aumentar las 450.000 contraetiquetas del pasado año.

Vinos fuertes y aromáticos.
Los caldos de la ribera del Arlanza tienen unas características que les hacen únicos, por el suelo y el clima de la comarca, con veranos calurosos e inviernos muy fríos. El contraste entre las temperaturas diurnas y nocturnas también juega a favor de que sean unos vinos fuertes y potentes «que han tenido que sufrir»; igualmente, al ser una maduración lenta, los vinos se hacen muy afrutados y aromáticos, así como más longevos que los de otras denominaciones. Fernández Barbadillo también destacó la altura de la comarca - la más alta del país- como otro factor que influye en el desarrollo del fruto.

Etiquetas: arlanza, vino, denominacion

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.