La defensa de la sanidad pública en Lerma-Arlanza se manifiesta con cacerolada

Como cada último sábado del mes, la Plataforma por la Defensa de la Sanidad Pública Rural de Lerma-Arlanza ha convocado a alrededor de 200 vecinos de Lerma y comarca del Arlanza.

Con el sonoro ruido de cazuelas, cencerros, cacharros viejos y pitos los manifestantes se han dejado oír por las calles que discurren desde el Centro de Salud de Lerma, calle Cura Merino, Plaza Mayor, y calle Audiencia, hacia la puerta del Ayuntamiento, donde se ha leído la carta con la que la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha dado respuesta negativa a la petición de una atención primaria suficiente por parte de los habitantes de la comarca.

La protestas se vienen sucediendo por el deterioro del servicio sanitario que, después de un año de suprimir dos médicos y un ATS de la Zona Básica de Salud de Lerma, deja sin cubrir las bajas, vacaciones y salidas de guardias médicas del personal sanitario, teniendo como consecuencia la desatención sanitaria de los pacientes.

El colectivo solicita que no se hagan más recortes del personal sanitario y exige “más profesionales para cubrir bajas médicas, vacaciones y que se cubran los descansos obligados por guardias médicas”. De acuerdo con el Procurador del Común “se tiene que garantizar a los pueblos de la comarca del Arlanza la asistencia sanitaria durante todo el año y, en especial, durante los meses de mayo a octubre cuando se produce mayor afluencia de población desplazada a los pueblos de la comarca”; la Dirección General de Asistencia Sanitaria dice garantizar la aportación de recursos pero no se compromete a nada ni especifica su actuación."

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.