El centro ocupacional traslada su actividad al viejo instituto lermeño

Los trece usuarios que en estos momentos tiene el centro ocupacional comarcal y los profesionales que prestan el servicio estrenan nuevas instalaciones. Después de 27 años de ocupar los locales de la calle Pozancos, se acaban de mudar al antiguo instituto Santo Domingo de Guzmán,

donde se ha habilitado la antigua biblioteca, para la realización de las múltiples actividades y talleres que realizan, y espacios contiguos en los que hay despacho, tienda y dos baños, uno que se ha mantenido, y otro adaptado de nueva construcción. Mañana martes, tendrá lugar la inauguración oficial de la nueva ubicación, con la asistencia de las autoridades locales, provinciales y regionales.

El centro ocupacional es un referente en la comarca del Arlanza, avalado por sus casi tres décadas de existencia en las que ha cumplido con los objetivos que se pretendían con su creación: mejorar la calidad de vida de los usuarios y ofrecerles apoyo y recursos que potencien el desarrollo de habilidades adaptativas que les permitan una mayor autonomía e independencia en su vida personal, laboral y social. Se atiende, pues, las necesidades de personas con discapacidad psíquica, bien por retraso o por enfermedad mental, en régimen de día. Un psicólogo de Aspanias se desplaza un día a la semana, gracias a la firma de un convenio de arrendamiento de servicios firmado entre ambas instituciones.
Su promotor fue el ayuntamiento lermeño, titular hasta el año 2007, que pasó a ser gestionado a través de una Fundación, cuyos patronos son el propio Consistorio, con cuatro miembros representantes -el alcalde como presidente-, dos miembros de la asociación de Padres y Madres y la dirección del centro, que actualmente ocupa Silvia González, profesora de Educación Especial.
El centro atiende, en todo caso, las necesidades de la comarca; los usuarios son recogidos cada día y trasladados de vuelta a sus pueblos, en transporte privado. En estos momentos los usuarios son vecinos de Lerma, Villafruela, Nebreda, Covarrubias, Quintanilla del Agua, Quintanilla de la Mata, Santa Inés, Santa Cecilia, Puentedura y Villangómez. Los usuarios son 'desviados' desde el Ceas, que tramita la Ley de la Dependencia, con quien se mantiene una estrecha relación. De hecho, en algunos casos, estas personas son también atendidas en sus propios domicilios a través del Ceas.
Los apoyos económicos de la Diputación, el Ayuntamiento de Lerma y la Junta, sustentan este proyecto asistencial, En agosto de 2010 se firmó un convenio de colaboración con la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta, para la financiación de 14 plazas de usuarios en el centro. Aunque es una cantidad menor, la comunidad del centro está expresamente satisfecha de lo que reportan los trabajos que realizan, cantidades que se destinan fundamentalmente a comprar y reponer material. Los productos elaborados con mimbre son cestas, mayoritariamente que tienen usos diversos; algunas trabajos se hace de encargo.
Otro de los talleres es el de confección; de las manos de estas personas ha salido la indumentaria que llevan los colectivos lermeños en sus actividades, como el grupo de teatro La Hormiga, o la Asociación Los Hombres del Cura Merino. Ahora trabajan en el vestuario de Semana Santa para la Asociación El Arco, y también hace las bandas del IES. Conchi Mediavilla es la profesora de confección, y Gema Villadiego, la conductora.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.