La Villa Ducal recupera su memoria

Los pueblos tienen vida, la que tejen día a día sus vecinos. Pero poco transcendería de ella si no hay detrás de los acontecimientos alguien dispuesto a inmortalizarlos disparando una cámara.

Hoy, los medios tecnológicos son más y más rápidos y globalizan en un suspiro cualquier historia, hasta en los lugares más recónditos. Quizás el próximo siglo no haga falta reunir fotografías y publicar un libro para que sus protagonistas sientan el impulso de vez en cuando de acudir a la estantería, acariciar lentamente esas páginas y descubrir quién se esconde en esas imágenes, dónde se tomaron, qué representan y qué dice de cada sociedad. Pero de momentos, todavía son muchos los que disfrutan más con una foto en papel que ese barrido rápido por el ordenador. Ambas opciones no son excluyentes, por otra parte, sino complementarias.
En todo caso, a buen seguro que quienes van a disfrutar con el libro Lerma en el recuerdo son todos los lermeños, estén o no en las 630 fotografías que conforman esta publicación, editada por Peñacoba Ediciones, con prólogo de un lermeño ilustre y ausente (seguro que a su pesar), como es Luis Revilla Pérez que, sin embargo, no faltará mañana al acto de presentación, y coordinado por el fotógrafo Luis Miguel Orcajo. Será el espacio La Piedad el escenario donde se presente el libro a las 20,30 horas.
No son fotos, sin embargo, salidas de la cámara de Orcajo, tan solo hay un par de él, de época reciente, pero sí es gracias a su trabajo recopilatorio que ha podido ver la luz este libro. Hace ya dos años largos que Luis decidió hacer un llamamiento al vecindario para que le prestaran sus fotos. La respuesta fue un éxito, las escaneó, muchas las tuvo que restaurar, regaló una copia a sus propietarios y comenzó a hacerse con un archivo importante. La vida social, festiva, deportiva, política, de amigos, de tradiciones o de los oficios de las gentes de la villa... todo está en el libro. Y los lermeños ya han respondido comprándolo en cuanto ha salido a la venta, hace unos días.
Luis Orcajo explica que este libro ha sido posible por el trabajo con la cámara de otros fotógrafos que le precedieron en esa tarea en la villa, como Juan Sanz 'El Hermoso' -que retrató a toda la comarca, por otra parte-,Agustín Antón 'El Pirulo' o Miguel Ángel de la Cruz, así como muchos aficionados anónimos. Ellos firman las fotos cedidas por los vecinos, fotos que en la publicación se han aglutinado por temas -ordenados por orden alfabético-, ya que hacerlo por años era un galimatías.
Así, a los largo de las páginas se van sucediendo las fotos comenzando por actos institucionales y oficiales, agricultura y ganadería, de bares, cantinas y tabernas, bodas, comuniones, caza y pesca, costumbres, cuadrillas -una de las secciones con mayor número de fotos-, actividades en torno al Cura Merino, cursos formativos, deportes, obras, enseñanza, Feria de Mayo, fiestas patronales, las del Judas o las de quintos, industrias oficios y trabajos, lermeños, mercado, música, Navidad, obras y paisajes, Palacio Ducal, procesiones y la romería de Manciles, la Rondalla, San Isidro, Semana Santa, transporte de viajeros, toros, y finalmente, fotos urbanas, con las que acaba el recorrido por todo lo que aman los lermeños y todo lo que hace que cada día se muevan para seguir mantenido viva y en constante evolución la tierra que les vio nacer y les hace crecer.

Gente en la conversación

Comentarios (1)

  • Jose Maria Diez Villanueva

    No encuentro en el texto la forma de conseguir el libro.
    ¿Debo localizarlo a través de una librería?
    ¿No podría conseguirlo firmado y fecha do por el autor?

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.