VI Jornada de puertas abiertas

cartel Tierras del Cura Merino 2014.2

El sendero del Cura Merino en Villoviado, Fontioso y Rabé de los Escuderos discurre por las tierras que vieron nacer al famoso guerrillero durante la Guerra de la Independencia contra las tropas francesas. El 16 de enero de 1808 una compañía de soldados franceses acampó en Villoviado y provocó grandes desmanes y deshonró a sus vecinos; el cura, decidido a vengar ese ultraje se convirtió en uno de los guerrilleros más temidos por las tropas napoleónicas y a sus órdenes se llegaron a colocar más de dos mil hombres, reclutados de los alrededores.


No parece extraño que los montes que rodean la pequeña localidad, en la que nació su hijo más ilustre y popular, fuesen refugio de guerrilleros. Un bosque cerrado de encina se extiende por las laderas del Alto del Risco, punto más alto del itinerario por terrenos de estos tres municipios; de hecho, el nombre de Fontioso debe su origen a que sus tierras albergaban 'fuentes y osos'.
Rabé de los Escuderos y Villoviado son dos localidades pedáneas de Lerma, villa conventual y cortesana que posee uno de los mayores y mejor conservados conjuntos histórico-artístico de estilo herreriano. Sus edificios más significativos son la excolegiata de San Pedro, el Palacio Ducal y la plaza Mayor, y aunque no entra dentro del itinerario de la ruta, es obligado reponer fuerzas después del esfuerzo de la caminata en la Villa Ducal y descubrir sus calles y monumentos.

Descripción de la ruta

Se trata de un sendero circular, señalizado y homologado por la FDMESCyL, que tiene su comienzo en la localidad de Villoviado, lugar de nacimiento del Cura Merino. Parte desde el pueblo dirección sur por un camino con árboles a ambos lados y en leve ascenso, introduciéndose más adelante en el monte, poblado de encinas.
La vegetación del sendero se va cerrando progresivamente, aunque permitiendo el paso a los senderistas. Antes de llegar a la parte de mayor altitud de la ruta se encontrarán dos bifurcaciones en el camino, ambas a mano derecha, pero se continuará por el mismo camino, hasta llegar a la parte más alta. Una vez allí, sí que se deberá girar a la derecha para tomar un camino de mayor anchura que por el que se venía.
Se continuará por ese camino, ahora con dirección oeste, hasta llegar a un cruce, donde se deberá continuar recto, sin desviarse, buscando un tendido eléctrico para pasar bajo él. Pasado el tendido y después de un rato caminando se encuentra un nuevo un cruce, donde se continúa también recto, conduciendo hasta la localidad de Fontioso.
Aquí, en Fontioso se pasa junto a unas bodegas que están al pie de la iglesia y por una calle que va girando a la derecha, hasta llegar a unas naves, para ir saliendo poco a poco del pueblo entre tierras de cereal.
Siguiendo la señalización se van dejando varios caminos a la izquierda que nos alejarían de nuestro objetivo, que está de frente. Así, se sigue recto en las tres ocasiones y se va subiendo poco a poco por un camino cómodo hasta cruzar con otro camino casi perpendicular, donde se gira primero a la izquierda y después a la derecha en el siguiente cruce, lo que permite iniciar el descenso hacia Rabé de los Escuderos.
Nada mas pasar una finca vallada (la única que hay) se hace un giro de 90º a la derecha y poco después se llega Rabé. Se atraviesa el pueblo en esa dirección oeste-este y por un camino de concentración ancho y con buen firme, sin tener que tomar ningún otro desvío, se llega a Villoviado.
Este sendero forma parte del proyecto diseñado por el grupo de acción local de la comarca del Arlanza, Adecoar. Esta red de senderos de pequeño recorrido permite descubrir una zona que no dejará indifenrete a los que se decidan a recorrerla, por la belleza de sus paisajes, repeltos de encinas , robles y sabinares, por sus paisajes de viñedos, por sus campos de lavanda y hasta por sus fincas sembradas de cereal que van tornando de calor a medida que va avanzando los meses y llega la época de recoger ese trigo o cebada de la que viven prácticamente la mayor perte de los pobladores de estas tierras.
Además de este sendero del Cura Merino que transcurre por los montes de Villoviado, Fontioso y Rabé de los Escuderos, hay otros 24 diseñados, todos fáciles de realizar y en cualquier época del año. Un lujo para la vista y un bien ejercicio para el corazón.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.