Festejos del pueblo y la nobleza

Lerma es sinónimo de Duque y éste lo es de grandeza, al menos por lo que respecta a los aspectos más alejados de la política de aquellos convulsos años del siglo XVII. Y es que el Duque de Lerma, valido de Felipe III, se empeñó en mostrar la grandeza española, impresionando a los embajadores extranjeros con grandes fiestas, que ocultaron por algún tiempo la decadencia de una nación agotada por las guerras del siglo anterior.

Eran festejos deslumbrantes, coloristas y ruidosos, que incorporaban personajes y tradiciones ancestrales que, al no poder acabar con ellos, la Iglesia terminó por dar un significado cristiano. Nacieron del pueblo y arraigaron tanto que muchos de sus elementos han perdurado en el folklore y en los carnavales y procesiones religiosas.
Lerma, la villa que Francisco Sandoval y Rojas mandó construir para agasajar al Rey, a la Corte y los embajadores vivió con intensidad esas fiestas entre 1604 y 1606; en 1610 para festejar a la hija del Rey, Infanta Margarita, nacida y bautizada en Lerma el día del Hábeas y, sobre todo, las celebradas desde el 3 al 21 de Octubre de 1617. A las grandiosidad de los festejos se unía la de la propia villa, con un marco arquitectónico incomparable para su celebración. Ese mismo conjunto monumental volverá mañana y pasado a recrear aquellos festejos que tenían las plazas y calles como escenarios, con la sombra del Palacio extendiéndose para abrazar a los protagonistas y a los visitantes. La realización de la misma corre a cargo del Grupo de Teatro La Hormiga y la organización, del Ayuntamiento, mientras que la colaboración se extiende a distintas asociaciones y colectivos locales.

Mercado barroco

Este año, el mercado barroco cobrará mayor protagonismo y será más atractivo que en ediciones anteriores; estará abierto desde mañana viernes, a las 19,00 horas, hasta el sábado por la noche. Tampoco faltarán los talleres y juegos infantiles, cetrería y el clásico teatro.
La fiesta se inicia mañana con al salida del Cortejo y el itinerario por el Arco de la Cárcel, Calle Mayor y la Plaza Mayor; en ésta se disfrutará de los malabares, danzas barrocas y las danzas de enanos y las de los Gigantones: En San Blas, representación de entremeses, teatro de calle, danza barroca cortesana y del pueblo, malabares y talleres de danza barroca y malabares. En cuanto al teatro, será a las 22,30 horas, a cargo de La Hormiga, con la obra ¿Representamos o no?, de Ernesto Pérez Calvo, en la Plaza de Santo Domingo.
El sábado, a las 13,00 horas, en la plaza de San Blas, representación de entremeses, teatro de calles y malabares, y a las 19,00, salida del Cortejo desde el Arco de la Cárcel a la Plaza Mayor donde volverán a repetirse los malabares y las danzas, así como los entremeses, teatro de calle, danza y malabares en San Blas. La representación teatral en Santo Domingo será a las 23,00 horas. La jornada termina con un 'correfuegos' desde Santo Domingo hasta la Plaza Mayo donde habrá una mascaradas a cargo de La Hormiga.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.