El aroma de otro Lerma

imagen la bodega de un monasterio

La iniciativa ‘Descubre otro Lerma bajo tus pies’ congrega en la villa Ducal a decenas de curiosos que saborean los caldos de la DO Arlanza

CORREO DE BURGOS / La Oficina de Iniciativas Turísticas de Lerma organizó el pasado sábado en la villa Ducal la primera de las visitas de una nueva edición de la cita 'Descubre otro Lerma bajo tus pies'. Un recorrido guiado por el subsuelo en el que los visitantes pudieron conocer la existencia de otro pueblo oculto a las miradas, donde historias y leyendas enriquecen la cultura de Lerma.

La cita comenzó por la visita a la bodega del antiguo monasterio de Santa Teresa de los Carmelitas descalzos, ubicada bajo el Ayuntamiento. Los grupos recorrieron el tramo del pasadizo que el Duque de Lerma usó en su día para trasladarse, al abrigo de los fríos rigores del invierno, desde su palacio hasta la colegiata donde asistía a los oficios religiosos.

Lerma, en el diseño de sus pasadizos de urbe medieval, contempla numerosas galerías que a lo largo de la historia han tenido diversos usos, algunas son de la época ducal, quizás construidas como alternativa de escape ante un posible ataque enemigo o como acceso a los diversos monasterios existentes en la villa, de hecho se conoce la existencia de dos pasadizos elevados que comunicaban el palacio Ducal con el monasterio de la Ascensión de Nuestro Señor, hoy de Santa Clara y el de San Blas, cuyo pasadizo volado existió hasta el siglo XIX.

En la zona más antigua del pueblo, en la parte alta y que creció al amparo del palacio Ducal, prácticamente todas las casas poseen bodega debajo de sus cimientos. Estas nos hablan de una cultura muy ligada al vino, además de servir como silos para la conservación de alimentos. Había en la villa grandes lagares para el pisado de la uva donde acudían los vecinos con su cosecha, después trasladaban el mosto en pellejos hasta las zarceras de las bodegas y tras verterlo en un gran recipiente de madera, bajaba por una manguera hasta las entrañas de la tierra para rellenar las grandes cubas. Muchas de esas bodegas eran de varios propietarios que tenían en ellas sus 'palanques', ramificaciones de la galería principal donde elaboraban su cosecha. En el tiempo de fermentación y el temido, por mortal, tufo. Cuando el vino 'estaba hecho' se colocaba en la puerta de acceso a la bodega un ramo vegetal que tenía el significado de que en esa bodega 'ya había vino a la venta'. En los días fríos, los jornaleros del campo, con un cacho de pan y con un trozo de tocino, se acababa de hacer la matanza, o con una tajada de bacalao, bajaban y 'a pie de cuba' departían con sus vecinos los avatares del día. En verano se sacaban bancos a la puerta y con el frescor de la tarde se bebían el jarro de vino.

Este gran entramado de bodegas y pasadizos se utilizaron, en tiempo de la invasión francesa, como elementos de ocultación y fuga. Se derribaron muros para facilitar el paso de unas galerías a otras y como consecuencia de ello el perseguido que entraba por la puerta de una casa podía salir por otros accesos a viviendas.

En su paseo 'debajo tierra', los participantes conocieron una bodega tradicional con todo lo que entraña el recibir información de una cultura, la del vino, muy arraigada hace años en la zona. El lagar, las cubas, el trasiego, las zarceras... y la búsqueda de las señales visibles del trazado suburbano. Y, para finalizar la amena visita, distintas bodegas de la D.O. Arlanza, ofrecieron una cata comentada de los caldos que en la actualidad se elaboran en la comarca.

La visita fue una experiencia única para muchos de los visitantes que tras la misma degustaron el vino de la mano de Eurocampo Verde. De cara a la próxima semana será turno para la Cooperativa Arlanza, el 19, Bodegas Sierra, el 26, Bodegas Araus Ballesteros.

Ya en mayo, el día 3, Bodegas Buezo ofrecerá la cata comentada en la que se podrán degustar sus excelentes caldos, el día 10, Alonso Angulo, el 17, Monte Amán, el 24, Palacio de Lerma. Finalizará las catas, Bodegas Arpelaza con sus extraordinarios caldos.

Gente en la conversación

Comentarios (2)

  • Riberita

    Muy buena iniciativa, volveremos.

  • Lour Leen

    Este año no me lo pierdo!!alguien ha estado ya? Está tan bien como parece?

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.