Quiero un tractor

19705185-FD59-9142-73131587FE8D29AFFoto: Miguel Angel de la Cruz
Lerma reúne, por primera vez, parte de una de las colecciones de tractores históricos más sobresalientes de España, la que atesora José Luis Ortiz en Lechedo, una pequeña localidad de la Merindad de Cuesta Urria.
Son 26 máquinas clásicas de las más de 50 que restaura y conserva con esmero, la mayoría de las cuales trabajaron los campos de América y Europa entre 1912 hasta 1936 (el más nuevo expuesto es de 1952).
Una de las joyas de la muestra es un tractor impulsado por vapor de 1912, que más parece una máquina de tren por su color negro, su gran tamaño y sus ruedas de hierro. Desarrolla 60 caballos, muy lejos de los 360 que impulsan el modelo contemporáneo más grande que ha venido a comercializar a la feria con su empresa, Mobilrent. 
José Luis asegura que todas sus joyas funcionan, de hecho no tiene ningún problema en girar la manivela ante el público y mostrar que una máquina ensamblada a finales de la Primera Guerra Mundial funciona perfectamente. Los más antiguos, que no alcanzan más allá de los 7 kilómetros hora, se impulsan por ruedas dentadas de hierro y delante solo tienen un disco. El neumático de caucho no llegó al campo hasta 1936. 
Los primeros tractores utilizaban los aperos de labranza tirados hasta entonces por el ganado.  
José Luis Ortíz asegura que está buscando una ubicación cerrada para exponer de forma definitiva al público su exclusiva colección, sin duda un reclamo turístico para los amantes del campo, la mecánica y la historia.

Etiquetas: lerma, feria

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.