La CHD limpiará el cauce del río en zonas acordadas con los alcaldes

Con el acta levantada el pasado lunes, tras la reunión de alcaldes de la cuenca del Arlanza para valorar los daños de las inundaciones y pedir responsabilidades, varios regidores y concejales acudieron ayer a la sede de la CHD, de donde se trajeron algunos compromisos 'arrancados' al presidente de la entidad de cuenca, Juan Ignacio Diego Ruiz, que estuvo acompañado por el jefe del servicio en Burgos Vicente Martínez.

Así, se acordó llevar a cabo algunas actuaciones a lo largo de la cuenca, incluida la limpieza del cauce, en zonas concretas o puntos críticos donde se detecten riesgos para las personas, a través de una actualización del Plan de Cauces. No podrá ser, en todo caso, en breve, porque aún está el agua alta y por motivos medioambientales (en zonas de nidificación de las aves). Estas actuaciones se pretende coordinar con los propios representantes municipios, que son los que conocen mejor la realidad de la cuenca. Por ello, se acordó que los propios ayuntamientos elaboren informes con los puntos que consideren prioritarios para definir las actuaciones junto a los técnicos. Además, Diego Ruiz confirmó a los asistentes que se ha solicitado un fondo extraordinario a la Dirección General de Agua y que en caso de que no se conceda, esas actuaciones se realizarán con su propio presupuesto.
En cuanto a las motas y otras protecciones levantadas por la CHD en lugares como Lerma, Tordómar o Puentedura, que se han visto afectadas por las riadas, se ha demandado igualmente su arreglo. De hecho, la mota de Lerma que tuvo que romperse para dejar correr el agua que se había estancado, ya ha comenzado a repararse. En los demás taludes, se actuará para estabilizarlos.
El tema de la limpieza de la suciedad y de los sedimentos arrastrados en el río era uno de los puntos solicitados por los alcaldes y que se recogió en el acta, así como la reparación de daños sufridos en los municipios. Pero también aportaban soluciones para minimizar el riesgo de las riadas.
Otro punto comentado, porque también se dejó constancia en la reunión de Lerma, se refirió a la «falta de comunicación» del plan de Protección Civil, y más concretamente «de un protocolo de aviso y comunicación», añade Celia Izquierdo, portavoz ayer de los alcaldes. De ahí que éstos pidan, de cara a situaciones similares, más información para poder prepararse y saber cómo actuar.
La imposibilidad de contar con ayuda económica por parte de la CHD para reparar las infraestructuras, lleva a los alcaldes a buscar otras soluciones. La primera es solicitar ya mismo una reunión con el subdelegado de Gobierno, José María Arribas, para plantearle la posibilidad de que el Gobierno de la nación declare a la comarca zona de emergencia, tal y como el año pasado se hizo en la cuenca del Ebro afectada también por las inundaciones, para poder recibir fondos que ayuden a reparar los múltiples desperfectos sufridos en los municipios.

Etiquetas: lerma

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.