Los alcaldes pedirán una reunión con la CHD y con Medio Ambiente

Una veintena de representantes municipales de la cuenca del Arlanza, desde Quintanar de la Sierra hasta Quintana del Puente, se reunieron ayer en Lerma y acordaron pedir una reunión a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y a la Consejería de Medio Ambiente para exigir responsabilidades tras los daños ocasionados por las últimas riadas y pedir medidas correctoras, ya que, como señaló Inma Sierra, alcaldesa de Tordómar, las indemnizaciones no son soluciones, hay que poner medios que eviten estas situaciones».


Los regidores y representantes pusieron en común los daños sufridos por sus respectivos municipios durante las últimas inundaciones y con estos datos, una comisión representante de estos pueblos de la cuenca del Arlanza, se reunirá con Confederación y la Consejería de Medio Ambiente.
La petición de los municipios gira en torno a pedir a la CHD que asuma sus responsabilidades y repare los daños ocasionados por las inundaciones que, según estimaciones de los regidores realizadas la semana pasada, ascendían al millón de euros. Asimismo, se pedirá que se acometan las obras de reparación de las infraestructuras dañadas y algunas obras necesarias para evitar esta situación, como elevar algunos muros en Lerma, Puentedura y Tordómar.
Igualmente, los representantes municipales presentes en la reunión acordaron exigir a la Confederación Hidrográfica del Duero, un plan de limpieza del río con el que se retiraría la maleza que se acumula en el lecho y que impide el normal transcurrir del agua. Dositeo Martín, concejal de Santa María del Campo, ha explicado que la cantidad de maleza que el río había acumulado había agravado la crecida de su caudal. Además, Martín ha señalado que las anegaciones han disminuido notablemente las tierras de labor y muchos cultivos se han perdido. Por su parte, Óscar Izcara, alcalde de Covarrubias, ha apuntado que el 15 de abril de 2015 realizó una solicitud a la CHD para que limpiarán el río, a la vista de su estado al paso por Covarrubias, pero nadie le hizo caso. Inma Sierra adelantó que durante la reunión también se pedirá la declaración de la ribera del Arlanza como zona de emergencia para poder tener derecho estos municipios aquí ubicados a las correspondientes indemnizaciones.
Otro punto en el que coincidían los representantes municipales fue en el de exigir celeridad en la terminación de la presa de Castrovido. Según Dositeo Martín, si el pantano estuviese terminado la crecida del río habría sido un 90 por ciento menor en Salas de los Infantes, un 40 por ciento en Lerma y un 20 por ciento en Peral de Arlanza. Todos estos puntos y demandas se intentarán tratar con la CHD y la Consejería de Medio Ambiente en la reunión que les solicitarán.
Por su parte, Ramiro Ibáñez, diputado de la zona de Pinares, resaltó el deterioro causado en estos parajes en las pistas forestales y criticó la insuficiente actuación de Protección Civil. Todos los presentes coincidieron a la hora de sentirse mal informados en esos momentos por parte de las administraciones competentes.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.