El IES de Lerma (Burgos) vuelve a las clases una semana después de inundarse

El Instituto de Enseñanza Secundaria de Lerma (Burgos) ha vuelto hoy a impartir clases a sus 300 alumnos tras permanecer una semana cerrado por la inundación que sufrió el fin de semana anterior al desbordarse el río Arlanza, de la cuenca del Duero.

La directora del centro, Salomé Lozano, ha pedido que se elabore un protocolo específico ante inundaciones para evitar que se repita en el futuro una situación de este tipo.

El delegado de la Junta de Castilla y León en Burgos, Baudilio Fernández Mardomingo, ha admitido que la inundación superó todas las previsiones, aunque ha considerado que una semana es "un tiempo razonable" para la reapertura del centro educativo.

Su directora ha precisado que las clases se han vuelto a impartir hoy, aunque el centro sigue presentando carencias de material dañado por el agua e, incluso, internet funciona en este momento de manera irregular.

El agua llego a subir 62 centímetros en el instituto, con lo que afectó también a parte del sistema eléctrico, al superar el nivel de los enchufes de la planta baja.

Fernández Mardomingo ha considerado que los problemas de inundaciones terminarán cuando entre en funcionamiento la presa de Castrovido, que regulará el río Arlanza.

"Habrá que aprender de los errores", ha referido el delegado de la Junta, quien ha recordado que el centro, que se construyó hace seis años se encuentra en unos terrenos inundables y está a nivel del suelo, sin una elevación de la planta baja que ha evitado los daños en el colegio de primaria que se encuentra en la misma zona.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
terminos y condiciones.